Cámaras en coches: lo que debes saber al respecto

 

¿Quién no se ha cruzado con algún vídeo de cámaras en coches rusos? Las denominadas dashcam se popularizaron en Rusia como fórmula de combatir el fraude contra el seguro de coche y sus conductores.

En torno al año de 2013 empezaron a aumentar los casos de demandas de peatones que alegaban hacer sufrido atropellos causados por los coches para cobrar la indemnización. La fórmula para protegerse ante este tipo de intentos de fraude fue instalar cámaras en los salpicaderos para grabar todo lo que pasaba en el coche.

Este sistema ya es obligatorio en Rusia para prevenir el fraude y también para ahorrar esfuerzos y papeleo en accidentes de tráfico. A fin de cuentas, con una cámara grabando siempre se puede saber quién fue el culpable en un siniestro. De hecho, este es el motivo por el que muchas personas quieren instalarlas. Y es que pocas cosas hay más gratificantes que saber que pillar a quien te acaba de hacer una pirula en la carretera. Además, siempre puedes grabar otro tipo de escenas más curiosas.

¿Es legal llevar una cámara en el coche?

Antes de hacerlo conviene tener en cuenta ciertos aspectos técnicos. En otras palabras ¿permite la ley montar una dashcam en tu coche para grabar lo que pasa? Lo cierto es que el ordenamiento español no ofrece una respuesta clara. Como en otros tantos aspectos, la tecnología avanza más rápido que la ley y existe un vacío legal en este punto. Montar la cámara en el salpicadero del coche será o no legal dependiendo del uso que hagas de ella.

cámaras para coches

Lo que ocurre es que ni siquiera la Agencia de Protección Datos (AEPD) tiene un criterio unificado al respecto. En este sentido, lo primero que habría que valorar es si la dashcam puede considerarse un sistema de videovigilancia. En ese caso debería cumplir con lo establecido por la Ley Oficial de Protección de Datos (LOPD) y la Instrucción 1/2006 de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Esto implica que si hacemos un uso de estas imágenes fuera del ámbito privado necesitaríamos forzosamente el consentimiento expreso de las personas que van a ser grabadas. Teniendo en cuenta que la cámara en el coche puede servir para denunciar a esas personas, será complicado conseguirlo.

La clave es saber qué se considera videovigilancia y qué no. El primer criterio sería que la cámara no esté encendida de forma constante, aunque este no es el más importante. El fundamental es el uso que se quiera  hacer. Para que lo entiendas mejor, si te han rayado el coche varias veces y pones una cámara para pillar al infractor, el objetivo es claramente videovigilancia. Otra cuestión es que por motivos de seguridad circules con una cámara encendida en el coche.

¿Tienen validez legal las grabaciones de la dashcam? ¿Se pueden usar en un juicio?

La segunda cuestión clave es si vas a poder usar las imágenes de la cámara en caso de necesitarlo. La cuestión sigue sin estar debidamente resuelta, aunque es muy posible que no.

La ley permite ceder las grabaciones al Defensor del Pueblo, el Ministerio Fiscal, jueces o tribunales, pero no a la aseguradora. Es decir, en caso de poner en conocimiento de las autoridades un delito sí podrías ceder la imagen sin necesidad del consentimiento de quien va a ser grabado. Sin embargo, el seguro de coche no se encuentra dentro de estas autoridades, así que la grabación puede no servir para tu defensa. Para que un tribunal las admitiese sería necesario iniciar un procedimiento judicial para tal efecto.

Como puedes ver, la legislación española todavía está verde en materia de cámaras de grabación en el coche pero no por ello han dejado de surgir ofertas para instalarlas. Si de verdad quieres estar cubierto al volante, nada como contar con un buen seguro de coche. Calcula el tuyo en menos de 60 segundos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *