¿Incluyo a mi hijo en el seguro del coche si a veces conduce?

 

Aunque las pólizas suelen tener carácter nominal, coincidiendo conductor, dueño del automóvil y asegurado en la misma persona, cabe la opción de agregar a segundos, terceros y sucesivos conductores. Conoce las ventajas y las desventajas de esta posibilidad

Los progenitores con hijos jóvenes que ya tienen permiso de conducir suelen verse en la tesitura de prestar el coche a sus hijos de forma ocasional o, incluso, de manera algo más recurrente, por ejemplo, los fines de semana. Dada esa situación, ¿qué opciones hay frente a la compañía de seguros con la que los padres tienen suscrita la póliza del vehículo? ¿Se puede prestar libremente el coche? 

incluir a tu hijo en el seguro de coche

Conducir de vez en cuando o conducir habitualmente

Siempre que no se trate de un uso diario – en cuyo caso lo más recomendable es incluir al muchacho en la póliza – hay varias opciones. La primera y más evidente es que el joven cuente con su propio automóvil, con lo que no habría que añadirlo a la póliza actual, sino negociar una nueva con la propia compañía o con otra. Seguramente resultará más conveniente lo primero: a más seguros contratados con la misma empresa, mayor espacio para la negociación y para logar un precio final más competitivo. En este caso, aquí te explicamos lo que debes saber sobre seguros de coche para jóvenes.

La segunda, también muy común, es que el chico comience a rodar con el coche del padre o de la madre. En ese caso habrá que averiguar qué opina el seguro de coche de compartir el vehículo.

Conductor ocasional, conductor habitual

Los seguros suelen ser nominales, de tal forma que conductor, dueño del coche (propietario) y asegurado (quien firma el seguro) tienden a ser la misma persona. No es una regla inamovible, pero sí muy habitual.

Esto no quiere decir que no pueda haber un segundo conductor en el vehículo o que otra persona no pueda coger el coche. Precisamente para eso existe la figura del conductor habitual y del conducto ocasional. El conductor habitual o segundo conductor es alguien que conduce el vehículo con asiduidad y la mayoría de compañías te dirán que lo incluyas. El conductor ocasional es el que usa el coche de vez en cuando, bien sea tu hijo o un amigo.

Todos los seguros contemplan la figura del conductor ocasional pero algunos establecen ciertas restricciones. Estas pasan por pedir que se den de alta los conductores menores de cierta edad (normalmente 25 años) o que tengan menos de dos años de contrato, por ejemplo, o todos los que tengan menos experiencia y años que el conductor principal. La solución de otras aseguradoras pasa por establecer una franquicia cuando el siniestro ha sido causado por un conductor ocasional que tenga un perfil de riesgo mayor al del principal (menor edad o menos años de experiencia de carnet).

citroenc4

Citroen c4  desde 128€

seat_leon

Seat León  desde 156€

volkswagen-golf

Volkswagen Golf desde 154€

¿Cubre el seguro a mi hijo?

Si se produce la nunca deseable circunstancia de que ocurra un accidente el seguro de coche cubrirá siempre y funcionará de forma automática por lo menos en la parte de la responsabilidad civil. En otras palabras, si el automóvil se ve envuelto en un accidente siendo el conductor el causante del mismo, el seguro únicamente cubrirá los daños del siniestro a la otra parte, así como le dará, en caso de haberla, la correspondiente indemnización.

A partir de ahí, dependerá de lo que figure en la póliza. De nuevo, hay compañías que limitarán algunas de las coberturas, como las de daños propios, al asegurado.

Reclamación de la compañía

El problema es que, tras el incidente, la empresa aseguradora seguramente reclamará el pago efectuado o parte del mismo por haber incumplido las condiciones del contrato. En ocasiones, las compañías demandan una cantidad -una franquicia- para hacerse cargo de los gastos generados en el accidente.

En este caso o si se niega a pagar, la reclamación terminará en un juicio, donde será el juez quien decida. Lo más normal es que termine dándote la razón y le obligue al seguro a pagar. Sin embargo, no hay ningún tipo de certeza.

Cómo actuar ¿Incluyo o no a mi hijo en la póliza?

El primer consejo es leerse bien las condiciones del seguro de coche antes de contratar.

El segundo consejo consiste en ser transparente. Si tu hijo va a coger el coche de forma habitual es mejor que lo incluyas en la póliza, al igual que a tu mujer o cualquier otra persona. Así te evitarás posibles problemas. ¿Cómo afectará esto al precio del seguro? Normalmente subirá el coste de la póliza, aunque la cuantía dependerá sobre todo del riesgo del conductor con menos experiencia.

Calcula cuánto pagarás por poner a tu hijo en el seguro Calcular ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *