Seguros para Microcoches

Pequeños, cómodos y asequiles

seguros para micrococheComo su nombre indica, los microcoches son automóviles que destacan por su pequeño tamaño. Suelen medir menos de tres metros, y disponer de un volumen inferior a 2.400 l.

Los microcoches son un medio de transporte seguro y barato, especialmente cómodo para los trayectos dentro de la ciudad, ya que su tamaño permite moverse mejor entre el denso tráfico y facilita el aparcamiento.

No se trata de coches potentes para la carretera, de hecho disponen de motores de ciclomotor que no permiten grandes alardes. ¿Son coches “de verdad”? Digamos que son microcoches, una especie aparte, con entrañables antecesores como el Biscúter y los motocarros de tres ruedas que circulaban por las calles españolas a mediados del siglo XX.

Si en Estados Unidos, la tierra de los coches grandes y potentes, el microcoche es algo que apenas se contempla, en Europa siempre ha sido una opción a tener en cuenta, con legendarios fabricantes de aviones alemanes como Messerschmitt o Heinkel dedicándose a la exitosa creación y venta de “coches burbuja”, microcoches con esferas de cristal que recordaban detalles de las aeronaves que habían desarrollado en la guerra. El éxito –coches baratos para tiempos más duros- se extendió a otros países como Francia, España o Japón, que se recuperaban poco a poco de sus posguerras.

Por su escasa potencia, los microcoches son seguros y ofrecen un ahorro energético destacable. Por estos factores, los microcoches son vehículos accesibles para los conductores más jóvenes, ya que se pueden conducir a partir de los 14 años y con una simple licencia de ciclomotor.

¿Por qué se considera al microcoche un transporte tan seguro como para que lo lleven menores inexpertos? En primer lugar, la velocidad máxima permitida es de 45 Km/h. Cuentan con cinturón de seguridad, chasis reforzado y luces de emergencia, entre otros, además los fabricantes suelen someter a los microcoches a pruebas de colisión, aunque la legislación no imponga dichos tests.

Conducir un microcoche, además, es sencillo. Dispone de dos pedales, uno para el acelerador y el otro para el freno, de un modo similar al de los coches “grandes” automáticos, que seguro resulta más sencillo para un novato que un coche con cambio de marchas.

El mantenimiento, en un principio, es sencillo. Basta con mantener los niveles de agua y aceite en los primeros 20.000 km.

Los microcoches suelen disponer de dos plazas, si bien existen algunos con cuatro plazas, como el Chatenet Barooder X4. Para conducir estos modelos, es necesario un permiso de conducir A o B, ya que estos vehículos tienen una potencia máxima de 15 Kw (20,4 cv).

Como para las cuestiones fiscales, en el tema de los seguros los microcoches son considerados de una manera prácticamente idéntica a las de las motocicletas.

En el comparador de seguros de Autopoliza.com puedes buscar en un instante los seguros para microcoche más baratos y ajustados a tu perfil de conductor.

En Autopoliza.com somos conscientes del resurgimiento de estos vehículos como perfecto vehículo urbano, batato, seguro y limpio, y por ello seguimos trabajando para ofrecerte los mejores precios en el seguro de microcoche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.