Asistencia en viaje y carretera

La mayoría de conductores asume que si tiene un problema con su coche en carretera el seguro del coche acudirá en su rescate. Sin embargo, no deberían darlo por hecho. Sólo si tu póliza incluye la cobertura de asistencia en carretera y asistencia en viaje estarás cubierto.

Todo riesgo, todo riesgo con franquicia o seguro terceros ampliado

Entre las garantías y coberturas de tu seguro de coche hay algunas tan habituales que la mayoría de conductores entiende que son obligatorias, pero la realidad es que sólo la Responsabilidad Civil lo es. El resto son elementos que la compañía añade a la póliza para completarla y ofrecer un producto que cubra tus necesidades básicas. La Asistencia en Viaje es una de ellas.

De forma muy resumida la asistencia en viaje es la que te protege frente a cualquier imprevisto en la carretera o cuando estás de viaje. Si tu coche se estropea o si enfermas y no puedes continuar, esta garantía se encargará de recoger el coche o de proveerte asistencia sanitaria e incluso un conductor que te ayude a regresar a casa. El primer caso sería lo que se conoce como asistencia la vehículo y el segundo a las personas.

Desde Kilómetro cero

Si hay un elemento clave para valorar la asistencia en viaje y en carretera es el radio de la cobertura. Dicho de otra forma, hasta dónde te llevan el coche y desde cuándo se activa la garantía.
En este sentido lo ideal es buscar “Asistencia desde kilómetro cero”, que marca como kilómetro cero tu vivienda y que, por lo tanto, se activaría desde el momento en que abandonas la puerta de tu casa y te montas en el coche.
Aunque cada vez es menos frecuente, todavía hay compañías que disponen de asistencia desde el kilómetro 0,5 para evitar tener que atender los problemas de arranque del coche. Sin embargo, lo más habitual es que la garantía sea desde el kilómetro cero o desde el kilómetro 25 (la marca puede variar ligeramente en función de la aseguradora).
Esto quiere decir que sólo estarás cubiertos por la garantía de asistencia en viaje cuando el percance se produzca a más de 25 kilómetros de tu casa. También por eso es habitual diferenciar entre la cobertura a las personas y al vehículo, de manera que se mantiene el kilómetro cero para el vehículo y se amplía el radio para las personas.

Asistencia en carretera al vehículo

La mayoría de personas identifica la asistencia en carretera al coche con la grúa y de hecho el seguro de grúa es uno de los que se puede contratar aparte para quienes sólo quieran un seguro básico. En autopoliza.com tenemos un seguro de asistencia en carretera desde 50 € con algunas coberturas más que la propia grúa.

Entre las garantías habituales de la asistencia en carretera al vehículo y sus ocupantes estas son las más destacadas:

  • Remolcaje del coche. En otras palabras, una grúa para trasladar el coche averiado. La mayoría de seguros incluyen un kilometraje máximo para el traslado hasta un taller de tu elección que varía entre los 100 y los 150 kilómetros.
  • Reparación de urgencia en carretera. Básicamente incluye una persona que tratará de arreglar el problema, que puede ser desde cambiar la rueda hasta un fallo de la batería. Si no lo consigue es cuando trasladarán tu coche al taller.
  • Rescate y salvamento del vehículo
  • Transporte y repatriación del coche si no puede ser reparado
  • Gastos de peritaje, normalmente con un límite económico.
  • Pérdida de llaves. Te enviarán un duplicado de tus llaves si las has perdido o no las encuentras
  • Gastos de tutelaje del coche. Se refiere al coste de mantener el coche en un garaje o en el propio taller hasta que espera a ser reparado.
  • Envío de piezas de recambio
  • Gastos de transporte para recoger el vehículo reparado

Cobertura de accidentes en carretera

Asistencia en viaje a las personas

La cobertura de asistencia en viaje también incluye a las personas, tanto al conductor como a los ocupantes del coche. Estas son las más habituales:

  • Asistencia médica y sanitaria en caso de enfermedad en España o en el extranjero. Las cantidades en cada caso pueden variar.
  • Traslado y repatriación de heridos y enfermos. Si te pones malo el seguro se encargará de llevarte a casa o traerte de vuelta al país.
  • Regreso anticipado en caso de fallecimiento de un familiar o una urgencia en el hogar.
  • Envío de chófer en caso de enfermedad que impida continuar la marcha.
  • Gastos de alojamiento en caso de no poder continuar la marcha. Si no puedes seguir tu viaje el seguro te pagará a ti y a los ocupantes del coche un hotel. El precio suele variar en función de la compañía y de si el percance es en España o en el extranjero.
  • Traslado y alojamiento de familiares en caso de hospitalización. Si estás en el hospital, el seguro pagará para que un familiar pueda ir a verte, incluso si es en el extranjero.
  • Repatriación y traslado de fallecidos y de menores
  • Defensa de responsabilidad civil, generalmente con un límite diario.
  • Reclamación de daños en el extranjero en caso de que sufras cualquier percance.
  • Indemnización por robo o daños que sufran tus efectos personales.
  • Reclamación de daños en el equipaje o pérdida del mismo.

Recuerda que no todas las pólizas incluyen tantas coberturas. Por eso siempre tienes que leer el condicionado para saber exactamente en qué casos estás cubierto por tu seguro.

Con nuestro comparador puedes calcular el precio de tu seguro de coche con franquicia en menos de dos minutos. Calcular ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *