Seguros de coche para jóvenes

Sacarse el carnet de conducir es sinónimo de alegría, asegurarte para poder conducir no siempre tanto. Los datos no mienten: los seguros de coche para conductores jóvenes son más caros.

En concreto, los menores de 25 años pagan en torno a 600 euros por su seguro que una persona entre 26 y 35 años, lo que supone una diferencia del 77%. Una vez superada esa franja de edad la diferencia se estanca en torno al 115% o cerca de 500 euros.

Seguro de coche para jóvenes

Por modalidades de seguros, el todo riesgo es el más caro y donde más diferencia de precios hay en función de la edad. Los menores de 25 años pueden llegar a pagar casi el doble más que una persona de más de 26 años. En la modalidad de terceros básico la diferencia es del 66%, mientras que en la de terceros ampliado se limita al 1,2%.

¿Por qué son más caros los seguros de coche para jóvenes?

El motivo de las pólizas de auto para jóvenes sean tan caras está en la estadística que manejan las aseguradoras. El grupo de menores de 25 años es el colectivo con mayor índice de siniestralidad, es decir, con más posibilidades de sufrir un accidente.

Puede que tú seas el mejor conductor del mundo, pero de entrada cualquier aseguradora va a utilizar sus estadísticas para determinar el riesgo que supone asegurarte y eso jugará en tu contra. En cuestiones de conducción, la experiencia sí que es un grado.

[sc name=»ctacoches» ]

Por eso, además de la edad las aseguradoras también tienen en cuenta la antigüedad del carnet entre los criterios para darte el precio del seguro. Cuanta más experiencia acumules, menos pagarás por tu póliza de auto. La traducción es que el coste de asegurar tu coche irá descendiendo año tras año siempre que no tengas siniestros, lógicamente.

¿Qué seguro necesitas contratar?

El elevado precio del seguro hace que muchos conductores jóvenes opten por un seguro a terceros básico, pero esto no quiere decir que sea la mejor opción. En este artículo te explicamos las reglas básicas para elegir tu seguro.

El coche de la mayoría de conductores jóvenes será de ocasión o de segunda mano, lo que condicionará el seguro a contratar. Un todo riesgo puede parecer excesivo, pero también debes tener en cuenta que como conductor novel es más fácil que dañes tu coche sin otro vehículo implicado. En otras palabras, que necesites tener contratada la cobertura de daños propios para reparar el coche. Por fortuna, en la mayoría de casos serán arañazos y daños estéticos asumibles.

En esta guía puedes ver las claves para comprar y asegurar tu coche de segunda mano.

¿Merece la pena ponerse sólo como segundo conductor?

La alternativa a un seguro como conductor joven es poner el coche y el seguro a nombre del padre o la madre y dejar al hijo como segundo conductor e incluso como conductor habitual si el seguro lo permite. Esta práctica te permitirá ahorrar en el seguro de coche como conductor joven pero te afectará en el futuro cuando quieras contratar otra póliza.

El motivo es que las aseguradoras tienen en cuenta los años del asegurado y la antigüedad del carnet, pero también su antigüedad como asegurado. En otras apalabras, que hayas sido tomador de un seguro. Si nunca has tenido el seguro a tu nombre, partirás de cero por más que aparecieses como segundo conductor o como conductor habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *