Coche eléctrico: qué puntos de recarga hay y cómo instalar el tuyo en casa

El coche eléctrico se dibuja como el vehículo del futuro, especialmente en las grandes ciudades. La lucha contra la contaminación hace que esta y otras alternativas de movilidad como el carsharing tomen cada vez más fuerza.

En su momento ya estudiamos si compensa comprar un coche eléctrico y analizamos el precio del seguro de un coche eléctrico. En eta ocasión queremos hablar de tus opciones para recargar el coche eléctrico. Y es que a diferencia de un gasolina o un híbrido, con un coche eléctrico no vas a poder repostar en cualquier sitio ni tampoco de forma rápida.

De hecho, la primera gran duda de quien se plantea comprar un coche eléctrico es cuánto va a tardar en recargarse. La respuesta dependerá del sistema que se utilice. En el mercado existen tres tipos de recarga para coches y motos eléctricas. El de carga lenta, que detendrá tu coche entre 5 y 8 horas, el de carga semirápida, que puede ‘llenar’ la batería en 2 o 3 horas y el de carga rápida, que permite cargar el 80% de la batería en un intervalo de entre 5 y 30 minutos, según explican desde Wallboxok.

Con esto claro, para ponerle las pilas a tu coche eléctrico tienes dos opciones: utilizar un punto de recarga o instalar tu propio punto de recarga en casa.

Puntos de recarga en España

En la Península hay más de 3.800 puntos de recarga para todo tipo de vehículos eléctricos, desde motos. Como es lógico, Madrid y Barcelona son los más prolíficos en este apartado, según muestra el mapa de Electromaps.

Desde centros comerciales hasta puntos de recarga en la calle. Si tienes un coche eléctrico puedes consultar los más cercanos.

Poner un punto de recarga en casa

¿Es posible tener tu propio punto de recarga en tu casa? Sí, lo es. De hecho ni siquiera es necesario contar con una gran instalación. De hecho, es suficiente con que haya un enchufe en el garaje para que puedas hacerlo, aunque no es lo más recomendable.

El primer motivo es que la potencia de los enchufes normales es limitada. El coche tardará más en recargase y dependiendo de la potencia contratada para la vivienda tendrás que esperar a que no haya muchos aparatos conectados. Los enchufes domésticos cuentan normalmente con una potencia de 2,3 kw, suficiente para recargas ocasiones como los viajes del día a día.

La solución para quienes tienen en coche en casa es instalar un punto de recarga en casa o un Wallbox. Los Wallbox son bases murales relativamente sencillas de instalar y que dan una potencia de 3,7W trabajando desde 16A. Puedes incluso mejorar la potencia con un cableado específico.

El precio de estos aparatos varía dependiendo del modelo, pero puedes encontrarlos desde 350 euros hasta más de 1.500 euros. A esto habrá que sumar la instalación y los cables de recarga, que cuestan cerca de 250 euros.

Cómo instalar un punto de recarga en casa

Para poner el punto de recarga en el garaje con un Wallbox hay que asegurarse de que la instalación cumpla con la normativa, empezando por la ITC BT-52, según la cual será necesario instalar un circuito exclusivo. La potencia de este circuito no podrá superar los 9,2kW por normativa.

Hay empresas especializadas que te ayudarán en el proceso, pero si prefieres hacerlo por tu cuenta, en este vídeo explican cómo:

Cuánto cuesta recargar el coche eléctrico

Esta es otra de las grandes preguntas. ¿Es más barato recargar el coche eléctrico que llenar el depósito de gasolina? La respuesta dependerá de la tarifa que tengas contratada y de la potencia de tu hogar. Si necesitas cargar el coche de forma rápida a 16A puede que necesites revisar qué potencia tienes contratada, ya que lo normal es que el garaje tenga una toma de 10 amperios que trabaje a 2,3kW de potencia. Desde motor.es recomiendan trabajar a 16 amperios con 3,68 kW de potencia a través de un punto específico para una carga óptima.

Con esto en mente, el coste de recargar el coche eléctrico dependerá de tu tarifa eléctrica. Con una tarifa ajustada al máximo y recargando por la noche, llenar el depósito del coche eléctrico puede costarte entre 2 y 3 euros para recorrer más de 125 kilómetros. En este punto el propio modelo también influirá en la autonomía y tiempos de recarga.

Calcula el precio de tu seguro de coche y ahorra Calcular ahora

Poner un punto de recarga en un garaje comunitario

Si eres el dueño de tu casa y de tu propio garaje todo es más sencillo. La cosa cambia cuando se trata de un garaje compartido con otros vecinos.

La primera duda es si se puede instalar un punto de recarga para el coche eléctrico en un garaje comunitario. La respuesta es afirmativa y sólo basta con informar al presidente de la comunidad. A partir de ahí, tu comunidad debe indicarte cómo proceder y facilitarte el proceso. En otras palabras, no pueden negarse a que pongas el punto de recarga, aunque sí pueden decirte cómo proceder.

En cualquier caso la instalación debe cumplir con la normativa ITC-BT-52. A partir de ahí se puede instalar desde tu propio contador, siempre que el garaje esté en el mismo edificio que la vivienda o crear una nueva línea eléctrica y un contrato y suministro exclusivos para el punto de recarga.

La tercera alternativa es un gestor de cargar si en el garaje hay varios coches eléctricos.

La propia comunidad puede indicar la forma de proceder y si opta por un punto de recarga por cada plaza de garaje que lo solicite o varios para todos los usuarios. En cualquier caso, serás tú quien deba correr con los gastos de toda la instalación y también con los de la recarga del coche.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *