Cuándo compensa un seguro con franquicia

 

A la hora de contratar un seguro de coche el precio debe ser sólo una de las variables. Hay diferentes factores que influyen en el precio del seguro y que puedes mejorar cada año como el número de partes que das, tu edad o los años de experiencia. Si no quieres esperar tanto para pagar menos por el seguro, hay otras fórmulas para lograrlo.

No pagues de más por tu seguro con franquicia. Calcular ahora

La primera es rebajar el nivel de cobertura. Dicho de otra forma, pasar de un seguro a Todo Riesgo a un ‘terceros ampliado’. La diferencia entre ambos productos es lo que en el mundo asegurador se conoce como la cobertura de daños propios, que es la que se activa cuando tu coche sufre daños sin que haya otro vehículo implicado o seas tú el culpable. Para que termines de entenderlo, si estás saliendo del garaje y te das un golpe contra una farola tú solo, el seguro no te pagará nada a no ser que se tengas un ‘todo riesgo’.

Como es lógico, un seguro a todo riesgo es más caro que uno a terceros:

El más barato Terceros Ampliado Todo Riesgo
Citröen C4 126 € 282 € 618 €
Seat León 156 € 260 € 670 €
Seat Ibiza 151 € 239 € 588 €
Volkswagen Golf 154 € 260 € 576 €
Renault Megane 150 € 246 € 589 €
Nissan Qashqai 229 € 333 € 827 €
Dacia Sandero 155 € 240 € 504 €
¿Quieres saber a cuánto saldría el tuyo? Calcula tu seguro

Como puedes ver la diferencia de precio entre un todo riesgo y un terceros ampliado es importante, pero también el nivel de coberturas. Recuerda que con un ‘terceros’ que no incluya la cobertura de daños propios la aseguradora sólo te indemnizará en los accidentes en los que no seas culpable y haya además otro vehículo implicado. Para que lo tengas más claro, si por ejemplo te encuentras tu coche golpeado por otro vehículo pero no hay nota con sus datos, el seguro no te cubrirá, como tampoco lo hará si te rozas en un parking.

Cuando compensa la franquicia en el seguro de coche

El ciclo vital de un coche: así cambia su precio

Para muchas personas, la tranquilidad de saber que siempre están asegurados no tiene precio. Sin embargo, desde un punto de vista más neutral es posible determinar cuándo compensa o interesa tener el coche asegurado a todo riesgo.

Para hacerlo tomaremos como punto de partida el ciclo vital de un coche y el deterioro de su valor. Una de las características de todos los vehículos es que su valor cae rápidamente -de hecho, nada más abandonar el concesionario puede valer hasta un 20% menos-. A esto hay que añadir el aumento de costes conforme pasan los años primero por tener que pasar la ITV y segundo por el mantenimiento y el mayor consumo de combustible. Y por último el préstamo para comprar el coche, cuya duración oscila entre los tres y los cinco años de media.

ICEA, el servicio de estadísticas y estudios de sector seguros, estima que un 46% de las pólizas a todo riesgo no compensan y cifra en seis años el tiempo máximo que habría que mantener este tipo de seguros. El motivo está en la indemnización que se recibirá en caso de siniestro total. Durante el primer y a veces el segundo año la mayoría de compañías indemnizarán con el valor de nuevo del coche (lo que cuesta comprar un vehículo nuevo), en el tercer años la mayoría te pagarán ya el valor venal del coche, que es lo que te darían por ese mismo coche según las tablas Ganvan. Algunas pocas te indemnizarán con el valor de mercado o valor venal mejorado (valor venal más un 20%).

Todo riesgo, todo riesgo con franquicia o seguro terceros ampliado

Pasados los seis años, la relación entre el coste de la protección y el dinero que recibirás se dispara. Llegado al caso más extremo, puede que estés pagando por el seguro más de lo que te pagarán por tu coche si lo declaran siniestro total. En este sentido, es importante que tengas claro que no es necesario que el coche quede inutilizado para que la compañía considere que es un siniestro total, bastará que el coste de la reparación supere el valor venal del vehículo.

Pero si te gustan los números piensa lo siguiente: si tu póliza a todo riesgo es de 700 euros, en cinco años pagarás 3.500 euros. Si esa cuantía supera el 80% del valor de mercado del coche, replantéate qué tipo de seguro tienes.

[sc name=”ctacoches” ]

Cuándo compensa un seguro con franquicia

La opción para abaratar tu seguro a todo riesgo es incluir una franquicia. La franquicia puede definirse como un copago de las indemnizaciones entre la aseguradora y tú, su asegurado.

Básicamente consiste en una cantidad de dinero denominada franquicia que tú abonarás en caso de siniestro. Todo lo que exceda de esa cifra lo abonará el seguro. Si tu franquicia es de 300 euros y tienes un accidente valorado en 500 euros, tú pagarás los primeros 300 euros y el resto correrá a cargo del seguro. Esto mismo se repetirá en cada parte que des, de forma que si tienes cuatro incidentes, pagarás 1.200 euros ese año.

Si estás pensando en pasar tu coche de un todo riesgo a un terceros, la franquicia puede ser un paso intermedio. Gracias a ella rebajarás mucho el precio del seguro.

Todo Riesgo con Franquicia hasta 200 € Todo Riesgo con Franquicia 300 € Todo Riesgo con Franquicia 600 €
Citröen C4 412 € 329 € 346 €
Seat León 416 € 349 € 337 €
Seat Ibiza 421 € 332 € 336 €
Volkswagen Golf 260 € 576 € 618 €
Renault Megane 516 € 332 € 340 €
Nissan Qashqai 680 € 318 € 412 €
Dacia Sandero  354 € 316 € 332 €
¿Quieres saber a cuánto saldría el tuyo? Calcula tu seguro

¿Cómo saber si sale a cuenta la franquicia?

El mejor baremo para saber si te compensa o no la franquicia es enfrentar tu historial de siniestros con el ahorro que obtienes. Si eres de los que todos los años pasas uno o dos partes es muy fácil que no te compense un seguro con franquicia. Los números son claros, si tu franquicia es de 300 euros y das dos partes pagarás las reparaciones hasta esa cantidad. Para que fuese rentable tendrías que ahorrarte 600 euros en el seguro.

La cosa cambia si no sueles dar ningún parte. En ese caso sí puede compensarte. Una buena medida para decidirte es que el ahorro en el precio del seguro supere siempre la cantidad fijada como franquicia. De esta forma te estarás dejando un parte o siniestro de margen por cada año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *