Qué pasos tendrás que dar si heredas un coche

 

Gestiones documentales relacionadas con el fallecido, pago de impuestos y papeleo en Tráfico, varios de los trámites a los que tendrás que hacer frente si te legan un automóvil.

Toda herencia lleva implícita una noticia triste: el fallecimiento de un ser querido. Dejando a un lado los sentimientos que esa perdida signifique, que es un tema personal que cada cual sobrellevará lo mejor que pueda, siempre hay cuestiones legales que solventar. En este caso nos ocuparemos de los pasos que tendrás que dar si heredas un coche.

Independientemente del estado del vehículo, existen diferentes escenarios en los que te puede tocar desenvolverte.
heredar un coche que hacer

¿Hay testamento?

Lo más sencillo es que el desaparecido haya dejado por escrito a quién le lega cada una de sus pertenencias. Dentro de las mismas figurará el automóvil, que puede adjudicarse a una persona en concreto o incluirlo simplemente como parte de la herencia. En este caso, a no ser que seas el único heredero, te tocará la parte proporcional del coche. De ser así, la cuestión se resolverá por medio de la partición de bienes o a través de una venta, dividiendo después lo obtenido en la operación.

El automóvil no figura en el testamento

La segunda posibilidad es que el fallecido no incluyese el coche en ese documento final o que, de hacerlo, no especificase a quién se lo dejaba. En esa tesitura el adjudicatario del vehículo será aquel al que le corresponda en la partición de bienes. Lo ideal es que ésta se haga acordando los lotes. Si no, habrá que acudir a un notario o, incluso, a los tribunales.

¿Qué ocurre, en cambio, si el finado no tuvo oportunidad de hacer testamento? Un infarto, un accidente de circulación (viene muy a cuento) o cualquier imprevisto en una persona joven o que, simplemente, no consideró plasmar negro sobre blanco su herencia.

Calcula el precio de tu seguro de coche y ahorra Calcular ahora

¿Y si no hay testamento?

Pues, si no hay testamento de por medio, el asunto se complica. De hecho, es el escenario más complejo. Los herederos son los que marque la ley en cada supuesto si no existe última voluntad por escrito. La partición de los bienes se hará de forma proporcional según la legalidad vigente. De nuevo, de no estar claro el reparto pueden negociarse lotes entre los herederos, acudir a un notario para que él los conforme de la manera más equitativa posible o entrar en disputa y pleitear.

Custodia provisional del automóvil

Mientras no haya adjudicatario, la persona que tenga a su cargo la custodia provisional del vehículo deberá informar a Tráfico del hecho luctuoso, así como de sus propios datos personales, en un plazo de 90 días tras la muerte del titular.

¿Has heredado un coche?

Si finalmente eres el adjudicatario del vehículo, tendrás que enfrentarte a una serie de trámites burocráticos. Aquí te contamos qué pasos tendrás que dar si heredas un coche.

  1. Acudir al Registro Civil de la localidad en la que falleció el titular del coche y pedir un certificado de defunción.
  2. Transcurridos quince días, te tocará solicitar el certificado de actos de última voluntad en ese mismo organismo. Si el finado dejó testamento, te indicarán qué notario lo tiene en su poder. Si no fue así, el propio notario elaborará una declaración de herederos en la que constará qué corresponde a quién de la forma más equitativa.
  3. La última estación de este viaje es Tráfico, donde tendrás que presentar el DNI del fallecido (original o fotocopia compulsada) y el tuyo, el certificado de defunción, el testamento o la declaración de herederos, los papeles de automóvil y el recibo de haber abonado el impuesto de sucesiones, si es que tenías la obligación de hacerlo. Así podrás cambiar la titularidad del coche.

¿Hay que pagar impuestos por heredar un coche?

No resulta extraño que un heredero reciba un cierto legado y que, al final, resulte ser un regalo envenenado. La clave está en los impuestos que te toque pagar por la herencia. En función de los mismos, merecerá la pena aceptarla o no. Obviamente, tienes el derecho a renunciar a la herencia y, por tanto, al automóvil. Éste podrá pasar a un familiar o al Estado. En lo que se refiere al coche, al heredarlo tendrás que hacer frente al impuesto de sucesiones. Eso sí, siempre que exista en la comunidad autónoma en la que residas. De tener que abonarlo, debes tener en cuenta que cuanto mayor sea el grado de parentesco, más bajo será el importe que le pagarás a Hacienda.

La mejor fórmula para evitar sustos, con el coche y con cualquier otro bien es aceptar la herencia sólo a beneficio de inventario. Es decir, que primero se hará un inventario de bienes , incluidas las deudas. Se usarán esos bienes para saldar deudas y sólo se aceptará la herencia en caso de que haya beneficio. Así no asumirás nunca deudas al aceptar la herencia.

El seguro en un coche heredado

Habiendo cambiado la titularidad del vehículo, deberás informar a la aseguradora del fallecimiento del tomador del seguro. La aseguradora pasará a cancelar el seguro, pudiendo ofrecerte aprovechar la parte de la prima no consumida para que contrates un nuevo seguro. En cualquier caso, lo mejor es que calcules el precio del seguro de coche antes de tomar una decisión.

Lo que no deberías hacer nunca es conducir el vehículo sin estar debidamente asegurado.

Vender un coche heredado

Finalmente, una vez certificado que el coche es de tu propiedad, podrás disponer de él como te plazca. En ese sentido, no hay diferencia entre un bien heredado y uno que hayas adquirido, por ejemplo. El caso es que te pertenece y puedes hacer lo que consideres con él. Incluso venderlo para obtener unos ingresos extra, lo cual es habitual tras una herencia.

[sc name=”ctacoches” ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *