Qué valorar de la asistencia en viaje

 

Conoce los aspectos fundamentales de tu seguro de coche en los que debes fijarte para no llevarte más sorpresas desagradables en caso de accidente u otro tipo de incidente menor

Nadie quiere tener accidente de circulación. Sin embargo, la realidad es que ocurren. No sólo puede producirse un suceso grave (colisión, salida de la vía, etc.) sino que también es posible sufrir otro tipo de incidentes: un pinchazo, perder las llaves del vehículo, quedarse sin combustible o que el motor simplemente no arranque, por citar alguno ejemplos.

Aquí puedes ver cómo debe ser un seguro para jóvenes.

Calcula el precio de tu seguro de coche y ahorra Calcular ahora

En cualquiera de esos contextos la asistencia en viaje del seguro de coche es fundamental y realmente se agradece cuando tiene las coberturas que son necesarias en cada supuesto.

asistencia en viaje en el seguro de coche

¿Qué es la asistencia en viaje?

La asistencia en carretera es, básicamente, el servicio de auxilio que se presta a personas y a vehículos si tienen un percance. Técnicamente, la asistencia en viaje, por su parte, se refiere sólo a la atención a personas, pero muchas aseguradoras contemplan ambos conceptos como idénticos, en la práctica, como una misma cobertura. En otras palabras, asistirán a la máquina y a las personas.

Lo que ocurre es que a separarán las coberturas para ambas en la póliza. Esto permite que los seguros básicos puedan dirigirse, por ejemplo, a cubrir lo que le ocurra al coche dentro de un radio de acción pero no a las personas. Para que lo entiendas mejor, la grúa del seguro de coche irá a recoger tu coche si se avería a 10 kilómetros de casa, pero puede que no te lleve a ti a casa.

Coberturas básicas

Cabe recordar que la mayoría de las compañías suelen incluir el servicio de asistencia tanto para el automóvil como para las personas que viajan en él. La cuestión es que, de una u otra manera, el coche no quede abandonado a su suerte -mediante la intervención de una grúa- o pueda ser reparado en el momento, así como que el viajero pueda continuar su itinerario o bien ser trasladado a algún lugar de su preferencia en caso de no poder proseguir en su propio vehículo.

Sin embargo, un seguro básico obligatorio puede no tenerla. Por fortuna, existen seguros de grúa para coche específicos que completan la póliza de coche básica. Con ellos puedes ahorrarte los más de 300 euros que cuesta llamar a una grúa.

Claves para eligir la asistencia en viaje

Por ello, hay que fijarse en determinados aspectos contenidos en la póliza de seguros del automóvil. Los más importantes son los que figuran a continuación.

Qué incluye la asistencia

Muchas de las incidencias que surgen en los desplazamientos no son, afortunadamente, graves. De hecho, aquéllas pueden solucionarse sobre la marcha en muchos casos. Basta, por ejemplo, con unas pinzas para la batería o con algo de combustible para llegar hasta la siguiente estación de servicio. Sin embargo, no todas las aseguradoras cubren estas incidencias u otras similares (como un pinchazo o el extravío de las llaves del coche). De ahí que sea muy aconsejable comprobar qué incluye la póliza en cada caso. La clave está en saber qué motivos que te impidan proseguir con el viaje figuran en el documento y cuáles no.

En el caso anterior, la posibilidad de contar con un especialista que evalúe en el momento los daños del coche e intente repararlo es lo que se conoce como reparación in situ. Dentro de esta hay diferentes supuestos. Así, por ejemplo, las habrá que dejen fuera los pinchazos o el equivocarse al llenar el depósito, una de las averías más habituales en coche.

¿Desde qué kilómetro estás cubierto?

Algunas compañías ofrecen sus servicios de asistencia desde el kilómetro cero, es decir, para cualquier trayecto, sea corto o largo. Otras fijan un mínimo, por ejemplo, desde el kilómetro 25.

¿Cómo elegir el kilometraje? Pues a priori siempre será más interesante contratar el servicio de grúa desde kilómetro cero para estar cubierto en la propia puerta de casa. Piensa que de otra forma sólo podrás llamar a la grúa cuando estés a a cierta distancia de casa.

Radio de acción de la grúa

Las empresas no van a dejar tirado al asegurado en medio de la carretera y enviarán un remolque si se produce un accidente o una avería que impida al automóvil continuar. Sin embargo, en más de una póliza hay un límite al que la grúa te llevará: 100 kilómetros, 200, etc. Es decir, que puede que no te acerquen ni al punto al que te dirigías ni del que provenías y tendrás que desplazarte a un lugar intermedio para dar con un taller.

El límite de remolcaje lo marcará el uso que hagas del coche. A modo de ejemplo, si sólo usas el coche para desplazarte al trabajo te dará igual que el radio de acción de la grúa sea de 200 kilómetros, porque rara vez vas a estar a más de 25 de casa.

Vehículo de sustitución

Muchas de las personas que se ven obligadas a dejar el coche en el taller por unos días, al objeto de arreglarlo, tienen una necesidad casi imperiosa de contar con otro automóvil, ya sea para trabajar, llevar a sus hijos o por otros motivos. De ahí que para ellos resulte de vital importancia contar con otro coche. El vehículo de sustitución, que sólo está incluido en determinadas pólizas, puede ser la solución ante tal tesitura.

Asistencia a las personas

Lo más habitual al contratar la grúa es pensar en el coche. Sin embargo, la realidad es que tú como conductor y el resto de pasajeros también podéis necesitar ayuda. La asistencia a las personas de tu asistencia en viaje es la que se encargará de proveerla. Ahí es donde se incluye la repatriación en caso de enfermedad o las noches de hotel mientras esperas a que se arregle el coche.

De nuevo, el uso que hagas del vehículo es la clave. Si no vas a usarlo nada más que para ir del trabajo a casa y de casa al trabajo, te bastará con lo básico e incluso podrías prescindir de ella.

Con todo, la revisión previa de estos aspectos tiene como objetivo evitar más sorpresas desagradables en caso de accidente u otro tipo de incidente menor, que ya supondrán de por sí bastante engorro, así como el posible desembolso de dinero.

Cómo ahorrar con la asistencia en viaje

Para ahorrar con la cobertura de la grúa no es necesario restar prestaciones. La clave está en contratar sólo lo que necesitas. En otras palabras, si no usas el coche para viajar y sólo te desplazas por ciudad, quizás no necesites un seguro de asistencia en viaje con un radio de acción muy amplio pero sí desde kilómetro cero. Esta misma premisa puede aplicarse al radio en el que podrás seleccionar el taller al que llevar el coche. En este sentido, si no tienes un taller de confianza o confías en los talleres concertados de la aseguradora, quizás puedas prescindir de la libre elección de taller, por poner un ejemplo.

Una fórmula diferente para ahorrar con la asistencia en viaje es juntar la cobertura de grúa todos tus vehículos bajo una única póliza. En otras palabras, que un solo seguro se encargue de cubrir todos tus coches y motos, de manera que puedas prescindir de una cobertura individualizada para cada uno de ellos. Desde 78,08 euros al año puedes tener el servicio de Grúa Platino que te permitirá hacerlo.

citroenc4

Citroen c4  desde 128€

seat_leon

Seat León  desde 156€

volkswagen-golf

Volkswagen Golf desde 154€

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *